Salmorejo especial de macadamia

Aquí os dejo una receta sencilla, refrescante, y perfecta para el veranito! 100% plant based, y con nueces de macadamia en lugar de pan.

A quién no le gusta el salmorejo? No conozco a nadie que no se tome un salmorejo de vez en cuando, especialmente cuando el calor aprieta. Esta receta de salmorejo es muy ligera y muy fácil de hacer. Sólo es necesario tener en cuenta que hay que remojar las nueces de macadamia la noche antes para que se activen y ablanden, consiguiendo así una textura más cremosa.

Cantidad

2

Tiempo:

5 min + 4h remojo

Utensilios:

Batidora

Categoría:

Cremas y sopas

Ingredientes

  • 80 g de nueces de macadamia
  • 2 tomates maduros medianos
  • 1 diente de ajo
  • Sal marina al gusto
  • Vinagre balsámico de manzana al gusto
  • un chorrito de aceite de oliva
  • Una pizca de pimienta molida

Es muy importante utilizar tomates maduros para conseguir un sabor más rico. Es interesante, si tienes tiempo, pelar los tomates: la textura es aún más suave y además evitarás consumir el ácido oxálico que contiene su piel, no recomendable especialmente para personas que padezcan de ácido úrico. 

Un matiz, este salmorejo queda más rosa que rojo, como habrás podido observar en la foto. Ese es uno de los efectos provocados por las nueces. Espera a ver el toque de sabor que le dan, te sorprenderá!

Instrucciones paso a paso

Primero

Remoja las nueces de macadamia durante un mínimo de 4 horas. Yo si puedo prefiero remojarlas durante toda la noche. Una vez pasado este tiempo, lava, escurre y reserva.

Segundo

Pela los tomates si decides hacerlo y pártelos en trozos. Pela y añade el diente de ajo, junto con la sal, la pimienta recién molida y el vinagre balsámico de manzana.

Tercero

Tritura la mezcla en una batidora a alta potencia durante uno o dos minutos hasta que la mezcla este muy cremosa. Tiene que quedar espesa pero no pastosa. Puedes añadir un poco más de vinagre y aceite para rectificar la consistencia a tu gusto. Sirve bien fresquito y con unas nueces de macadamia tostadas, unas semillas de cáñamo espolvoreadas por encima, o simplemente con un chorrito de aceite de oliva para decorar.

Tip:

Puedes utilizar vinagre de manzana normal en lugar de vinagre balsámico, pero este último le da un toque de sabor mucho más rico al salmorejo y necesitarás añadir menos cantidad.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un comentario, aceptas la Política de Privacidad de este sitio

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER DE RACHEL GREENS

Recibe contenido exclusivo para suscriptores, ebooks gratuitos y mucho más.

SÍGUEME TAMBIÉN EN…