Cómo curar naturalmente el pie de atleta

 Tienes pequeños eccemas o piel seca y escamada entre los dedos de los pies que no desaparecen? Se te están empezando a formar pequeñas heridas entre los dedos, el borde y la planta y te pican?

 

Quizás no le habías dado mayor importancia hasta ahora…pero no desaparecen y empeoran, así que estas empezando a preocuparte y has decidido buscar información en Internet. Ha sido una buena idea, te cuento algunas cosas interesantes.

Lo primero que debes saber es que necesitas ir al médico y obtener un diagnóstico certero…aunque aún no lo sepas, es posible que padezcas de Pie de atleta, también conocido como Tinea Pedis o tiña podal.

El pie de atleta es una infección micótica o fúngica que generalmente aparece entre los dedos, pero también en la planta y el borde del pie, como una erupción escamosa y rojiza que provoca picazón y que forma vesículas que acaban convirtiéndose en fisuras dolorosas. Es contagioso y puede extenderse hacia las uñas y otras partes del cuerpo, así como contagiar a otras personas cercanas. El contagio puede tener lugar de forma directa por contacto con una persona infectada, o indirecto al caminar descalzo por el suelo de una piscina, una alfombra…etc.

El médico puede diagnosticarlo muy rápidamente, o bien puede proceder a realizar un raspado y tomar una muestra para analizarla y asegurar que no se trata de dermatitis, psoriasis…etc. El tratamiento puede consistir en un antimicótico de aplicación tópica, toma oral, o ambas en función de la gravedad.

Puede ser que todo esto que te estoy contando ya lo sepas, e incluso que ya hayas seguido el tratamiento, pero no te ha funcionado o tras cierto tiempo haya reaparecido.
La verdad, no me sorprende! Un elevado porcentaje de pacientes con pie de atleta recaen tras un tiempo, o bien no consiguen curarlo por completo…

 Aquí tienes las mejores recomendaciones naturales para ayudarte:

 

Aceite de malaleuca

Sabias que el aceite de malaleuca también conocido como aceite del árbol del té es un potente antifúngico? Se han realizado estudios que han demostrado que la aplicación tópica de una solución al 50% de aceite del árbol del té dos veces al día durante cuatro semanas cura la infección y alivia los síntomas de la mitad de los pacientes que lo usan. (13. Satchell AC, Saurajen A, Bell C, Barnetson RS, et al. Treatment of interdigital tinea pedis with 25% and 50% tea tree oil solution: a randomized, placebo-controlled, blinded study. Australas J Dermatol . 2002;43:175 – 178.)
También se llevó a cabo una prueba clínica que demostró que el tratamiento con el medicamento antifúngico Clotrimazole es comparable al tratamiento con aceite del árbol del té.
Asegúrate de escoger un buen aceite con menos de un 10% de cineole y mas de un 30% de terpinen 4-ol. Aplícatelo directamente sobre los pies bien limpios y secos. También puede ser interesante mezclarlo con otros aceites esenciales, como el de geranio, canela y clavo.

Aceite de orégano

Cuánto crees que sabes sobre el orégano? Si eres de los propensos a contraer Pie de atleta, es posible que no solo te interese aplicar el aceite de orégano tópicamente, sino también ingerirlo. Si! Como lo oyes, es un potente antimicrobiano gracias a los aceites volátiles que contiene … eso si, consulta con un profesional para determinar la dosis y asegúrate bien de comprar un buen suplemento , ya que el aceite de orégano en concentraciones elevadas puede provocar molestias digestivas e irritación. Se recomienda tomarlo siempre con las comidas… y lavarse bien las manos antes de tocarse los ojos!

Ajo

Y para ayudarte un poco más… has pensado en tomar algún suplemento de ajo? El ajo es una bomba antimicrobiana! Bastaría con consumir un par de ajos crudos picados en las comidas, aunque si eres de esos a los que no le gusta el ajo o prefieres evitar su olor, siempre puedes consumirlo en cápsulas. Muchos son económicos y son suficientemente potentes.

Vinagre

Otro de los productos que te puede venir bien y que seguro que tienes en casa es el vinagre, ya que también es un buen aliado contra los hongos. Aplícalo con un algodón sobre los pies limpios y secos un par de veces al día.

Por último, solo me queda decirte que mantengas tus pies secos y limpios, así que presta mucha atención a los calcetines y a los zapatos que usas!

Te ha gustado este artículo? Comenta!
Te ha quedado alguna duda? No dudes en ponerte en contacto conmigo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un comentario, aceptas la Política de Privacidad de este sitio

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER DE RACHEL GREENS

Recibe contenido exclusivo para suscriptores, ebooks gratuitos y mucho más.

SÍGUEME TAMBIÉN EN…