Razones de peso para beber achicoria y no café

 

 Te encanta el café? No estás sol@, a mí también! Pero he aprendido que lo que me gusta realmente es el sabor a café, y no el café en sí mismo…

 

No soy en absoluto una detractora del café, me gusta mucho como sabe y no me parece perjudicial tomarlo de vez en cuando. A lo que si soy muy reticente es a su consumo diario y de forma habitual. Por qué? Bueno, sabías que existe un gen llamado CYP1A2 que puede determinar si una persona metaboliza la cafeína lenta o rápidamente, o si simplemente es intolerante a la misma? Total que si eres de esas personas a las que el consumo de café les afecta, pero te encanta su sabor y no sabes cómo dejarlo, es posible que me entiendas bien. Si eres de los que, por el contrario, ni sienten ni padecen al tomarlo, quizás no me comprendas tanto. En cualquiera de los dos casos, te recomiendo leer este post hasta el final para que sepas por qué debes evitarlo en algunas ocasiones, y que además existen otras opciones muy beneficiosas para tu salud.

 

 

 Algunas buenas razones para dejar de tomar café de forma habitual o al menos reducir su consumo

 

Algunas personas consumen café para combatir el cansancio y la falta de sueño. Solemos oír esta frase a menudo: “Voy a tomar un café para despertarme un poco”.

Aunque no siempre es posible solucionarlo, es interesante que nos planteemos que cada vez que nuestro cuerpo tiene sueño, lo que nos está pidiendo son más horas de descanso y no más café. El café provoca picos de energía en tu cuerpo:  la cafeína estimula tu sistema nervioso, y éste en respuesta al estrés produce cortisol y eleva la insulina, aumentando también la inflamación. A la larga puede provocar resistencia a la insulina, con todas las consecuencias que ello conlleva.

Cuando tomamos un café nos sentimos más despiertos y concentrados, pero al cabo de un rato nos encontramos más cansados, lo que hará que volvamos a tomar café, generando un círculo vicioso que nos convierte en adictos a la cafeína.  Cómo sabremos entonces con exactitud si nuestro cuerpo tiene un buen nivel de energía de manera natural?

Por otro lado, si padeces de insomnio o duermes mal, debes dejar de beber café inmediatamente, o como mínimo evitar su consumo después del mediodía ( un mínimo de 6-8 h antes de ir a dormir). También es recomendable dejarlo si padeces migrañas y cefaleas, ya que si eres sensible a la cafeína esto pudiera ser consecuencia del síndrome de abstinencia de la misma (puedes detectarlo rápidamente si el día que te duele la cabeza es justamente aquel en el que no has tomado tu café habitual).

Si sufres de ansiedad y estrés, parece también claro que consumir café no es bueno para ti. Y yo a veces me pregunto quién no se siente estresado de vez en cuando…

Además, el café es diurético, así que asegúrate de beber suficiente agua para evitar una perdida elevada de minerales beneficiosos a través de la orina.

Ahora vamos a ver otras opciones con sabor a café que nos permitan darle esquinazo a la cafeína.

 

 Y qué puedo tomar que sepa a café para sustituirlo?

 

Achicoria

La estrella de los sustitutos del café! Te aporta cada día una ración de muchos de los nutrientes y vitaminas que necesitamos, lo cual es un dato muy interesante, no te parece? Además, es una fuente muy valiosa de inulina, un carbohidrato complejo que actúa como prebiótico en nuestro intestino, sirviendo de alimento a las bacterias buenas que habitan en él.

La achicoria se obtiene de las raíces de la planta que lleva el mismo nombre y que pertenece a la familia de las compuestas. Se trata de una planta tónica, aperitiva y digestiva, muy utilizada en épocas de escasez de café por su similitud con éste en cuanto al gusto. Las raíces se recolectan en otoño, se deshidratan y tuestan, y luego se muelen. Hay diferencias de sabor entre unas marcas y otras, así que te recomiendo la que se ha convertido en mi favorita: Biocop. Puedes encontrar muchas otras pero el sabor de esta marca es bastante especial y estoy segura de que te va a gustar.

Mezcla de achicoria y diente de león

El diente de león es una planta tónica y diurética con muchas propiedades, y toda la planta desde las hojas a la raíz son aprovechables. Su raíz se utiliza molida, como la de la achicoria. Se dice que cuando se mezclan estas dos raíces molidas con café de verdad, contrarrestan los efectos de la cafeína de éste. Con todos los beneficios de la achicoria y del diente de león juntos, esta mezcla de achicoria y diente de león es genial. No es fácil de encontrar, así que aquí te dejo el enlace de la marca que yo tomo, Dandy Blend por si te animas a pedir un paquete. Su sabor y aroma son muy similares al del café, y es una mezcla realmente digestiva y saludable.

Café de cereales

Hoy en día podemos encontrarlo en cualquier tienda de productos naturales, e incluso en la mayoría de supermercados. Con un sabor más parecido a un café descafeinado o al café de sobre ( y esta es una opinión muy personal), el café de cereales es una opción alternativa al café y muy saludable. Normalmente se compone de una mezcla de cebada, malta y centeno a los que se le añade un porcentaje de achicoria. En algunos casos incluso lleva higos secos para aportar un toque dulce a la mezcla ( a tener en cuenta si, como a mí, no te gusta el sabor a café endulzado). Una cucharadita por taza aporta una cantidad aceptable de energía y fibra a nuestra dieta.

La conclusión final es que tanto si te afecta como si no te afecta el café, deberías pensar en reducir la frecuencia de su consumo o bien en dejarlo durante una temporada. Dado que el consumo de café a veces tiene connotaciones sociales, como la pausa café que casi todos hacemos por las mañanas, te recomiendo tener siempre un bote en el trabajo para poder prepararte cualquiera de estas opciones, o bien llevártelo hecho de casa. Esta última opción es mi preferida, y es gracias al termo que siempre utilizo, de la marca Contigo. Tengo varios y siempre repito porque mantienen muy bien tanto el calor como el frío, son muy fáciles de limpiar y muy cómodos para beber.

Y tú qué, te animas a probar y a mejorar tu salud un poquito?

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un comentario, aceptas la Política de Privacidad de este sitio

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER DE RACHEL GREENS
Recibe contenido exclusivo para suscriptores, ebooks gratuitos y mucho más.

SÍGUEME TAMBIÉN EN...

Copyright © - Rachel Greens - Aviso Legal - Política de Cookies - Política de privacidad.