Moussaka vegetal crujiente

 

Un plato super completo y perfecto para aprovechar sobras 

Me encantan los platos al horno, sobre todo aquellos que puedes dejar previamente preparados en la nevera para calentar y comer. Con esta versión de moussaka vegetal, disfrutarás de un plato muy completo, sabroso, fácil de hacer, y tremendamente nutritivo. Además no lleva bechamel, sino una salsa ligera a base de yogur casero especiado ( como seguramente llevaba la moussaka original), que utilizaremos a modo de bechamel ligera en alguna capa de la moussaka.

Se trata de una manera interesante de integrar la berenjena en nuestra dieta, además de muchas otras verduras. Para esta versión he decidido utilizar soja texturizada, pero ésta podría sustituirse perfectamente por lentejas cocidas si a alguien no le va bien la soja texturizada o si simplemente prefiere las lentejas. Emplearemos exactamente la misma cantidad de lentejas cocidas que de soja ya remojada.

Cantidad

4 raciones

Tiempo:

50 min

Dificultad:

fácil

Categoría:

Principales

Ingredientes

  • 1 berenjena laminada
  • 1 nabo pequeño
  • 1 cebolla morada mediana
  • 1 pimiento rojo grande
  • 400 g de soja texturizada ya remojada
  • 100 g de tomate natural triturado
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de AOVE
  • 1/4 vaso de vino tinto
  • orégano, albahaca y ajo en polvo al gusto.
  • 1 cucharadita de zaatar.
  • 1 yogur de soja casero
  • 2 cucharadas de lino
  • 2 cucharadas de agua filtrada
  • El zumo de 1 limón
  • 1 pizca de pimienta blanca recién molida
  • 4 cucharadas de levadura nutricional
  • Parmesano vegetal al gusto

Si utilizas soja texturizada como he hecho yo, la emplearemos ya remojada. Para conseguir que ablande bien, basta con cubrirla con agua hirviendo y dejarla reposar unos veinte minutos en un bol bien cubierto con una tapa. Antes de utilizarla, asegúrate de que ha absorbido todo el agua, y si no fuera así, simplemente escurre el exceso que haya podido quedar.

Cómo habrás visto en la lista de ingredientes, también vamos a utilizar un yogur de soja natural sin endulzar. Te recomiendo que aprendas a hacer tus propios yogures de soja en casa, es muy sencillo y quedan muy ricos. Puedes ver la receta en este enlace.

También utilizaremos parmesano vegetal, una receta sencillísima, muy sabrosa y que siempre triunfa. También os dejo el enlace para consultarla.

Para laminar la berenjena, puedes utilizar un cuchillo de hoja grande y bien afilado, pero como siempre te quedará perfectamente laminada es con una mandolina. Yo he utilizado esta de KYOCERA.

Ahora vamos a ver la receta paso a paso!

 

 

 

Instrucciones paso a paso

Primero

Para empezar, lamina la berenjena con ayuda de una mandolina y salpimenta todas las láminas con una pizca de sal marina y una cucharadita de zaatar. Introduce las láminas de berenjena en una rejilla sobre papel de hornear, y déjalas hacerse 10-15 minutos en el horno previamente precalentado a 210 grados, hasta que estén reducidas y con los bordes crujientes. Reserva.

Segundo

Pela y lamina el nabo, la cebolla morada y el pimiento rojo. Es mejor si los cortas en trocitos más bien pequeños.

Saltéalo todo junto en una sartén con una cucharada de AOVE y una pizca de sal marina, durante unos 8-10 minutos a fuego medio, removiendo de vez en cuando.

Tercero

Una vez hecho el refrito, añadiremos la soja texturizada previamente remojada y bien escurrida, junto con los 100 g de tomate natural triturado. Añadir también orégano, albahaca y ajo en polvo al gusto, en mi caso he añadido media cucharadita rasa de cada. Cocinar durante 15 minutos a fuego medio-bajo removiendo de vez en cuando.

Cuarto

Pasados los 15 minutos, añadiremos el vino tinto y dejaremos cocinar la mezcla unos 6-7 minutos más sin tapar la sartén, con el fin de que se evapore el líquido.

Quinto

Mientras termina de hacerse el relleno, vamos a hacer nuestra falsa bechamel. Para ello debemos comenzar por moler las semillas de lino si no lo hemos hecho antes, hasta que queden como si fueran harina. En un bol mezclamos las semillas molidas con dos cucharadas de agua y el yogur de soja, una pizca de sal marina, una pizca de pimienta, el zumo de limón y las 4 cucharadas de levadura nutricional, y batimos hasta integrarlo todo bien y hasta que espese un poco. Si nos queda aún muy espesa, siempre podemos añadir un poquito de agua filtrada.

Sexto

Pasamos ahora a montar nuestras raciones de moussaka. A mí me dio para 4 raciones bastante generosas. Para ello, lo primero aceitaremos un poco los moldes de cristal o de cerámica para evitar que la moussaka se pegue en el horno, y comenzaremos por poner una primera capa de berenjenas en la base, seguidas de unas cuantas cucharadas de relleno. Por encima añadimos la capa de nuestra bechamel ligera, la cubrimos con otra capa de láminas de berenjena y por último con bien de parmesano vegetal para terminar.

Séptimo

Horneamos 15-20 minutos a 200 grados o hasta que el parmesano quede bien dorado y crujiente. Bon appétit!

Tip

Si no vas a consumir todas las raciones al momento, guarda las moussakas ya montadas sin hornear en la nevera y evita añadir el parmesano. Espolvorealo justo antes de hornear para garantizar que quede bien crujiente.

 

Te ha gustado esta receta? Tienes dudas o sugerencias? Cuéntamelo dejándome un comentario!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un comentario, aceptas la Política de Privacidad de este sitio

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER DE RACHEL GREENS

Recibe contenido exclusivo para suscriptores, ebooks gratuitos y mucho más.

SÍGUEME TAMBIÉN EN...

Copyright © - Rachel Greens - Aviso Legal - Política de Cookies - Política de privacidad.