Mini cakes de fruta fresca

 

 Buscas un postre muy rico y muy vistoso realizado 100% con fruta? Eh voilà!  

Estas mini cakes de fruta fresca siempre triunfan. Además de ser súper nutritivas y muy sencillitas de hacer, quedan muy bonitas y suelen gustar mucho. Puedes variar la fruta que utilizas para crear diferentes sabores y también para adaptarlas a la fruta de cada estación. Esta receta por ejemplo, utiliza frutas veraniegas como la sandía y las cerezas, muy refrescantes y repletas de vitaminas y minerales.

Cantidad

4 minicakes

Tiempo:

15 min + reposo

Dificultad:

Fácil

Categoría:

Postres y dulces

Ingredientes

  • 1,5 rajas medianas de sandía
  • 16 cerezas
  • 1 manzana verde
  • 1 taza de agua filtrada
  • 2 cucharaditas de agar-agar
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de agua de azahar
  • 1 cucharada de sirope de ágave
  • Hojas de hierbabuena para decorar

Para solidificar las minicakes, utilizaremos agar-agar como espesante. Es importante que compres el agar-agar en polvo, ya que se disuelve mucho mejor y es más fácil calcular la proporción. Hay diferencia entre unas marcas y otras, yo personalmente he utilizado la marca Porto Muiños, que distribuye algas gallegas. Puedes conseguir el producto AQUÍ.

Por otro lado, es importante remover mucho la mezcla a fuego lento para evitar que se pegue a la cazuela, y a la misma vez no apagar el fuego hasta que observes que la mezcla ha adquirido una consistencia más espesa.

Necesitarás además unos moldes para las mini cakes, que te recomiendo utilizar de silicona, para que desmoldar sea mucho más sencillo. Yo he utilizado estos de Amazon:

 

Instrucciones paso a paso

Primero

Pela la manzana y trocéala en dados muy pequeñitos.  Corta una raja y media de sandía de espesor normal, y corta unos trozos grandes de sandía que deberás depositar en un bol. Machaca los trozos con un tenedor hasta obtener una papa.

Segundo

Vierte la manzana y la sandía en una cazuela, junto con el agua, la canela, el agua de azahar y el agar-agar. Lleva la mezcla a ebullición y mantenlo a fuego medio. Remueve constantemente la mezcla con el fuego encendido hasta que observes que el liquido empieza a espesar. Cuando adquiera un aspecto viscoso, retira la cazuela del fuego y vierte la mezcla en los moldes de silicona. Deja enfriar fuera de la nevera hasta que se templen, luego cúbrelos y déjalos enfriar del todo en la nevera durante al menos dos horas.

 

Tercero

Prepara la mermelada de cerezas. Quita los rabitos y los titos de 8 cerezas y tritura la carne junto con el sirope de ágave. Reserva la mermelada en un carrito de cristal.

Cuarto

Una vez solidificadas las mini cakes, desmóldalas y ponlas sobre una bandeja. Para cada cake, vierte una cucharadita de mermelada de cerezas y extiéndela sobre su superficie.

Quinto

Decora cada tartajea con dos cerezas y unas hojitas de hierbabuena. Sirve las minicakes fresquitas.

Tip:

Varía las frutas según la temporada: de manzana y canela, de papaya y kiwi, de arándanos y uvas…las posibilidades son infinitas!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un comentario, aceptas la Política de Privacidad de este sitio

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER DE RACHEL GREENS

Recibe contenido exclusivo para suscriptores, ebooks gratuitos y mucho más.

SÍGUEME TAMBIÉN EN...

Copyright © - Rachel Greens - Aviso Legal - Política de Cookies - Política de privacidad.