Helado de coco y avena

 

 Hacemos un helado sano y refrescante, con sólo cuatro ingredientes? 

Adoro el coco! Está rico todo el año, pero en verano es especialmente refrescante. Hacer este helado de coco es muy sencillo, necesitas pocos ingredientes y lo tendrás listo en unos minutos. Para este helado, utilizaremos coco fresco, ya que en esta época lo encontramos fácilmente y a buen precio en muchas fruterías y supermercados. Valdrá con comprar un coco pequeñito, que abriremos fácilmente con un poco de técnica.

Cantidad

2 personas

Tiempo:

15 min

Dificultad:

fácil

Categoría:

Postres y dulces

Ingredientes

  • La crema de una lata de coco de 200 ml.
  • 3 cucharadas de panela, sirope de arroz o de ágave.
  • 1/2 coco fresco pequeñito
  • 1/4 de vaso de crema de avena
  • 1 pizca de canela

Comenzaremos por abrir y pelar el coco. Te avanzo que es mucho más sencillo de lo que parece: sigue unas sencillas instrucciones en este link. Primero congelaremos el coco en trocitos para después triturarlo, por lo que es importante que utilices una batidora de alta potencia cuyas cuchillas soporten bien este esfuerzo. Para conseguir un resultado cremoso y homogéneo,  yo he utilizado la batidor Biochef Living Food de Vitality4Life . Es cómoda, potente y duradera, y fácil de limpiar. Puedo ofrecerte un descuento del 5% introduciendo el cupón RACHELGREENS al efectuar la compra.

Instrucciones paso a paso

Primero

El día antes de preparar el helado, mete una lata de leche de coco en la nevera. Pela y limpia también el coco. Congela la mitad de la carne extraída en trocitos pequeños en el congelador.

Segundo

 

El día antes o unas horas antes, prepara la crema de avena. Para ello, vierte una taza de agua o de leche de avena ( o una mezcla de ambas) en un cazo, y añade unos 35-40 g de copos finos de avena. Enciende el fuego y deja que la mezcla comience a hervir a fuego lento y a espesarse. Cuando esté preparada, déjala enfriar en un recipiente y consérvala en la nevera.

 

Tercero

Al día siguiente, saca la lata de leche de coco de la nevera, y aprovechando que está fría y que la nata del coco se habrá solidificado arriba, sácala con una cuchara y vete virtiéndola en un procesador de cocina. Guarda el agua para un batido o para otra receta.

Cuarto

Añade también en el procesador 1/4 de taza de crema de avena, el coco congelado y 3 cucharadas de panela u otro endulzante a tu elección. Tritura todo en el procesador hasta obtener una textura de helado. Puedes variar las cantidades de coco y crema de avena para obtener una textura más firme o más suave.

Quinto

Sirve inmediatamente en forma de bolas en cuencos o copas.

Tip:

Decora con una pizca de canela y unos toques de sirope de arroz.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un comentario, aceptas la Política de Privacidad de este sitio

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER DE RACHEL GREENS

Recibe contenido exclusivo para suscriptores, ebooks gratuitos y mucho más.

SÍGUEME TAMBIÉN EN...

Copyright © - Rachel Greens - Aviso Legal - Política de Cookies - Política de privacidad.