Helado cremoso de mango con trocitos de higo y arándanos

 

Los helados caseros son una opción muy saludable y rápida de hacer. Esta es una receta perfecta para manejar bien los antojos!

Este helado de mango es una auténtica delicia para el paladar… Es dulce, pero no demasiado, tiene un toque justo de acidez para contrastar, y además una textura súper cremosa.

El mango es una interesante fuente de minerales entre los que destacan potasio, calcio, fósforo y magnesio, además de vitaminas A, C, E y K. También contiene fibra y gran cantidad de antioxidantes muy interesantes para nuestra salud. Y lo mejor de todo es que está riquísimo!

Cantidad

2 personas

Tiempo:

10 min

Dificultad:

fácil

Categoría:

Postres y dulces

Ingredientes
  • 200 g de mango congelado
  • 100 g de crema de guayaba sin azúcares añadidos
  • 100 g de yogur vegetal casero
  • chorrito de sirope de arroz
  • Un puñado de arándanos frescos o congelados
  • 2 higos tiernos
Puedes mantener este helado congelado para consumirlo cuando tú quieras, tan sólo tendrás que sacarlo del congelador unos 20 minutos antes de consumirlo para que se atempere un poco. Para mejorar su sabor y textura, le añadiremos un toque de yogur vegetal casero. Tienes la receta de cómo hacerlo aquí.

Batiremos la fruta congelada, por lo que es importante que la congeles ya cortada en trocitos para después triturarla mejor. También es importante que utilices una batidora de alta potencia cuyas cuchillas soporten bien este esfuerzo. Para conseguir un resultado cremoso y homogéneo,  yo he utilizado la batidora Biochef Atlas Power Blender de Vitality4Life . Sabías que es súper silenciosa? Introduce el cupón RACHELGREENS al efectuar la compra y simplemente disfruta!

Instrucciones paso a paso

Primero

Para hacer esta receta, ten siempre mango congelado en tu congelador, te vendrá genial. Otra opción es comprar la fruta ya congelada. Sea cual sea tu elección, debes tener el mango congelado previamente. Si decides congelarlo tú, asegúrate de cortarlo en trocitos pequeños para facilitar el triturado.

Segundo

Si no encuentras higos tiernos ( higos deshidratados pero no secos del todo), siempre puedes remojar durante unos 10 minutos un par de higos secos. Así se hidratarán pero no en exceso.

Tercero

Introduce en tu batidora el mango, la crema de guayaba sin azúcar y el yogur, y bate hasta obtener una textura cremosa de helado.

Cuarto

Ahora añade los higos y tritura vastamente para que queden trocitos pequeños de higo.

Quinto

Separa la mitad de los arándanos y mézclalos con el helado. Si vas a guardar el helado en una tarrina ( en este caso te recomiendo hacer más cantidad manteniendo las proporciones), no añadas el resto de arándanos ahora ni tampoco el sirope de arroz, déjalos para cuando lo vayas a servir. Si vas a servirlo ya, sigue adelante!

Sexto

 

Sirve el helado en el recipiente en el que lo vayas a presentar, y decora con un chorrito de sirope de arroz y con el resto de los arándanos por encima. Eh voilà!

 

Tip

Importante!: Compra la crema de guayaba sin azúcar añadido.

Te ha gustado este maravilloso y requetesano helado? Te ha salido bien la receta? Cuéntamelo dejándome un comentario!

2 Comentarios

  1. Ana

    He hecho este postre y me ha encantado. Es muy fácil!! Es un lujo poder comer sano y además que esté tan rico. Muchas gracias.

    Responder
    • Rachel Greens

      Hola Ana! Me alegro mucho de que te haya gustado, gracias a ti!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un comentario, aceptas la Política de Privacidad de este sitio

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER DE RACHEL GREENS
Recibe contenido exclusivo para suscriptores, ebooks gratuitos y mucho más.

SÍGUEME TAMBIÉN EN...

Copyright © - Rachel Greens - Aviso Legal - Política de Cookies - Política de privacidad.