Cómo hacer tus propias pastillas de caldo naturales

 

 Las pastillas de caldo de los supermercados contienen aditivos y cantidades de sal muy elevadas, además de un sabor ciertamente artificial. Por qué no hacer tu propio concentrado de caldo casero?

Este concentrado de caldo casero se conserva varios meses en la nevera gracias a su contenido en sal marina. Si sufres de problemas de hipertensión o edema y no quieres consumir tanta sal, siempre puedes añadir menos y hacer menos cantidad: te aguantará menos tiempo en la nevera pero hará su función igualmente. Es muy importante para su conservación que quede bastante seco, esto es, que el agua se evapore lo máximo posible durante la cocción.

Si dispones de un robot de cocina o de una thermomix, es la opción más sencilla para realizarlo porque te puedes olvidar totalmente de controlar la evaporación del agua y de remover. Pero si no es así no pasa nada, puedes hacerlo perfectamente en una olla. Yo normalmente lo conservo en un tarro hermético de cristal en la nevera, pero si quieres controlar las dosis también puedes hacer cubitos con ayuda de una cubitera, e incluso congelarlos ( y en este caso también puedes añadir menos sal).

Cantidad

1 tarro

Tiempo:

1h15min

Utensilios:

Cazuela, batidora

Categoría:

Patés y salsas

Ingredientes

  • 200 g de tomate maduro
  • 200 g de cebolla fresca
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • 200 g de apio
  • 200 g de zanahoria
  • 100 g de shiitake
  • 1 manojo ( unas 10 hojas ) de albahaca
  • 1 pimiento seco de la vera
  • 1 cucharada de cúrcuma
  • 1/3 vaso de vino blanco
  • 150 g de sal marina
  • Una pizca de pimienta negra molida

El concentrado casero de caldo es muy útil para utilizarlo durante el día a día: te permite preparar un caldo sabroso en cuestión de minutos, añadirlo a guisos y purés para enriquecerlos..etc. Debes tener en cuenta que, dado que contiene bastante sal ( siempre marina) , puede ser un sustituto de la misma en algunas de tus recetas ( si añades concentrado de caldo no añadas tanta sal!). Se utiliza a razón de una cucharadita de concentrado por cada medio litro de agua. Puedes variar las verduras añadidas en función de tus gustos, pero te recomiendo mantener siempre las setas shiitake, el tomate el apio y las hierbas aromáticas, puesto que añaden mucho sabor a la mezcla.

Instrucciones paso a paso

Primero

Lava los tomates y trocéalos en daditos pequeños. Pela y lava las zanahorias y trocéalas también. Procede igual con la cebolla fresca. Reserva.

Segundo

Lava el apio y córtalo en tiras finas para después trocearlo en cuadradillos pequeños. Pela los dientes de ajo y machácalos en un mortero con las hojas de albahaca previamente lavadas. Reserva.

Tercero

Limpia los shiitakes con un paño y retira el rabito. Trocéalos en dados también pequeños.

Cuarto

Pon una olla grande al fuego y añade el aceite de oliva. Añade todas las verduras reservadas y sofríelas unos minutos sin dejar de remover bajando el fuego a intensidad media.

Quinto

Añade a la mezcla el vino blanco y el pimiento de la vera. Deja que comience a cocer y baja el fuego al mínimo. Añade la sal marina. Ahora se trata de esperar unos 45-60 minutos hasta que el agua se haya evaporado casi por completo. Vigila que no se pegue.

Sexto

Una vez que el agua se haya reducido, retira la cazuela del fuego y tritura la mezcla hasta que quede cremosa. Añade la cúrcuma y la pimienta negra molida y mezcla bien.

Séptimo

Vuelve a poner la mezcla al fuego ( al mínimo ), y remueve constantemente para que no se te pegue. Cuando la mezcla esté visualmente muy espesa y seca, introdúcela en un frasco de cristal y déjala enfriar a temperatura ambiente.

Tip:

Guarda el tarro en la nevera cuando ya no esté caliente. Puedes usarlo durante varios meses sin problema. Para que se conserve es importante que quede sin líquido y que esté en un recipiente cerrado herméticamente.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un comentario, aceptas la Política de Privacidad de este sitio

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER DE RACHEL GREENS

Recibe contenido exclusivo para suscriptores, ebooks gratuitos y mucho más.

SÍGUEME TAMBIÉN EN...

Copyright © - Rachel Greens - Aviso Legal - Política de Cookies - Política de privacidad.