Batido de fresas, coco y avena

 

Preparamos un desayuno rápido y nutritivo? Y si además estuviera rico rico? Vamos a ello!

Si eres de los que madruga bastante por las mañanas y vas siempre con prisas, es posible que te interese este batido como opción para el desayuno. Tienes que dejarlo todo preparado por la noche para conseguir un un sabor potente a fresa, y además es perfecto porque por la mañana sólo te quedará triturarlo para darle textura y así luego poder bebértelo poquito a poco para saborearlo y que te dure más rato! Mmmmm.

Cantidad

2 vasos

Tiempo:

5 min

Nivel:

Muy fácil

Categoría:

Desayunos

Ingredientes

  • Dos puñados de fresas
  • Coco fresco, un trozo de aprox. 2x2cm
  • 3 cucharadas de copos de avena extra finos
  • Leche de avena casera o comprada para cubrir la mezcla

Como utensilios de cocina, sólo necesitarás una batidora potente para conseguir un smoothie suavecito. Tan sólo tendrás que acordarte de que debes dejar la avena en remojo la noche anterior junto con las fresas. Te recomiendo comprar copos de avena extra finos, porque no es muy agradable encontrarse restos de cáscara mientras te tomas el batido, y en esta receta no nos interesa colar la avena remojada, sino utilizarla para dar textura.

Instrucciones paso a paso

Primero

Introduce en un recipiente la avena y las fresas lavadas enteras ( con rabitos y hojas incluidos, un extra de hojas verdes).

Segundo

Cubre la mezcla con leche de avena ( siempre es mejor casera, pero a veces no hay tiempo, así que si decides utilizar comprada no hay problema. Simplemente asegurate de comprar una leche de calidad sin azucares ni ingredientes raros añadidos). Deja macerar la mezcla toda la noche.

Tercero

Deja el coco fresco ya partido en un tupper listo para el día siguiente.

Cuarto

Introduce todos los ingredientes en una batidora. Tritura y añade un poco más de leche de avena para conseguir la consistencia deseada.Decora con unas fresitas en dados y tómalo con cuchara!

Tip:

Para el coco existen varias opciones: puedes comprar el coco ya cortado y envasado ( ya disponible en muchos supermercados), aunque te saldrá mas caro y te durara poco en la nevera. Puedes también comprar un coco entero y abrirlo tú ( es mas fácil de lo que crees, busca videos en youtube!), los trozos de coco bañados en su propia agua te duraran casi una semana en la nevera. Si no puedes incluir coco fresco, puedes añadirlo seco, no es lo mismo pero puede valer. Una cucharada de crema de coco también es una opción muy aceptable.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un comentario, aceptas la Política de Privacidad de este sitio

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER DE RACHEL GREENS

Recibe contenido exclusivo para suscriptores, ebooks gratuitos y mucho más.

SÍGUEME TAMBIÉN EN…