Carpaccio templado de calabacín y frutos secos

Este carpaccio semifrío de calabacín y frutos secos es un plato totalmente crudivegano, y suele sorprender mucho.

Al tener un sabor muy suave y una textura muy crujiente y flexible, el calabacín es perfecto para trabajarlo en láminas muy finitas . Para realizar esta receta necesitarás un cuchillo bien afilado si eres muy mañoso, o bien una mandolina de calidad si no lo eres tanto o quieres ser más práctic@.

Cantidad

1

Tiempo:

15min

Utensilios:

mandolina , sartén

Categoría:

Principal

Ingredientes

  • El zumo de medio limón
  • Medio calabacín
  • 1 chorrito de aceite de oliva
  • sal marina al gusto
  • Pimienta
  • Ajo molido
  • 2 cucharadas de anacardos
  • Albahaca fresca

Es necesario macerar el calabacín al menos una hora para que la receta quede en su punto. Si quieres dejarla preparada con antelación no pasa nada porque lo maceres algunas horas más, simplemente déjalo en la nevera bien tapado. Como soltará algo más de agua, luego tendrás que escurrirlo bien.

Instrucciones paso a paso

Primero

Lava el calabacín y pártelo en rodajas enteras y lo más finas posible. Vete introduciéndolas en un recipiente, a ser posible de cristal, en el que lo dejaremos macerar.

Segundo

Prepara el aliño del macerado: mezcla el zumo de medio limón, un chorrito de aceite de oliva, una pizca de pimienta, una pizca de sal marina y un poco de ajo seco molido. Mezcla bien con las manos con las láminas de calabacín para que se impregnen bien. Deja que se macere al menos una hora.

Tercero

Una vez pasado el tiempo de maceración, escurrir bien el calabacín, que seguro habrá soltado agua.

Cuarto

Colocar las láminas en un plato de manera que queden bien extendidas y bien presentadas. Para que el plato quede un poco templado, introdúcelo unos minutos en el deshidratador si lo tienes a 35-40 grados, o bien déjalo un ratito al sol.

Quinto

Tritura bastamente los anacardos. Calienta una sartén y tuéstalos hasta que estén ligeramente dorados con una pizca de sal marina. Repártelos por encima del calabacín y decora con unas hojas de albahaca fresca.

Tip:

Si no tienes albahaca fresca, puedes usar albahaca seca, pero en ese caso añádela al macerado para que el sabor sea un poco más intenso. Si utilizas la fresca, lo rico es que se mezclen bien las hojas con el calabacín en los frutos secos para comerlo todo junto!

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Al enviar un comentario, aceptas la Política de Privacidad de este sitio

 

SUSCRÍBETE AL NEWSLETTER DE RACHEL GREENS

Recibe contenido exclusivo para suscriptores, ebooks gratuitos y mucho más.

SÍGUEME TAMBIÉN EN…